24 de marzo

24-03Este 24 de marzo lo conmemoramos del modo en que la historia pero, sobre todo, el presente nos reclama. Asistimos a una época infausta y como argentinos – la mayoría -estamos padeciendo un gobierno enemigo de nuestros intereses y un programa económico calcado al que inauguró la Dictadura genocida. Retroceso en la calidad de vida y en las condiciones de trabajo. Retroceso de nuestros reclamos soberanos y de las políticas que hasta ayer nomás nos enorgullecieron.

Contra los que presagiaban lo contrario, asistimos también a un derrumbe institucional. Como otrora, la regla del macrismo es la persecución del que piensa distinto. Así ocurre con el bochornoso encarcelamiento de Milagro Sala y con el acoso mediático-judicial a la ex Presidenta. Lamentablemente, al igual que en el pasado, somos objeto de llamados de atención internacionales.
El límite al gobierno se lo pone la calle denunciando los atropellos y conteniendo la agresividad oficial. La madurez democrática de nuestro pueblo es la clave para vislumbrar un porvenir digno de ser vivido. Este 24 de marzo vamos a ejercitar la memoria teniendo presente a los que ya no están. Vayamos con memoria a buscar en los confines de nuestra historia y en las generaciones que nos precedieron la fuerza para derrotar a los que nos quieren robar el futuro.