Aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia

 images

El 22 de enero de 2006 llegaba a la máxima autoridad política por primera vez en la historia de Bolivia un indígena, Evo Morales Ayma. Llegó prometiendo refundación del Estado, de la Sociedad y un giro en la historia de su país. La Plurinacionalidad de Bolivia sintetiza esa refundación:

Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos. (“Preámbulo” de la Constitución Política de Bolivia)

Así, Bolivia, la que lleva el nombre del Libertador, se sumaba a la gesta refundacionista que viene cabalgando en Nuestramérica en este joven siglo XXI. La refundación quedó plasmada en la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, la cual alcanza un nivel extraordinario de conjunción entre lo mejor de las tradiciones liberales de derechos individuales con la pre-existencia al Estado de naciones indígenas con derechos colectivos. De allí la pluralidad tanto jurídica, económica, política, pero fundamentalmente, cultural y lingüística.

El proceso boliviano encabezado por Evo Morales lleva adelante la máxima de Mariátegui de que el socialismo en América no será ni calco ni copia, sino creación heroica. Justamente el socialismo “a la boliviana” es el reconocimiento de la PluraNacionalidad de su Estado, donde no solamente tienen preeminencia los pueblos indígenas, sino también los campesinos productores de coca, el movimiento obrero minero y de las ciudades y la pequeña burguesía urbana. En este sentido, el proyecto del MAS de Morales es superador de la revolución nacional del “Socialismo Militar” del ’52 y de la experiencia truncada de Juan José Torres del ’71 que en su mayoría concitaba los apoyos de la pequeña burguesía y de ciertos sectores del movimiento obrero solamente. Y justamente por esto es que el gobierno de Morales rehúsa el calificativo de “indigenista” y prefiere el de “indiano”, pues su gobierno no es para los pueblos originarios, sino para todos los sectores populares de Bolivia, que incluyen a los pueblos y naciones pre-existentes fundamentalmente, pero también a todo el entramado popular. En términos tradicionales sería el “frente policlasista”.

Y en este sentido los objetivos del gobierno del MAS son los de cualquier país oprimido por el imperialismo: democratización política en contra de las oligarquías conservadoras, creación del mercado interno (democratización económica) en contra de los monopolios y oligopolios y en defensa del patrimonio nacional; y ampliación de los derechos sociales para que todos los bolivianos y bolivianas tengan garantizados los derechos inalienables. En esta senda festejamos junto con los bolivianos y bolivianas el Estado Plurinacional, lo que llamaríamos la Comunidad Organizada en Bolivia, sabiendo que la refundación del Estado no es un hito, sino un camino, no es un punto de llegada solamente, sino principalmente un punto de largada en el que las demandas populares se van retroalimentando y la democratización, como los ríos, necesita buscar su cauce antes de estancarse.

USINAS Kolina