Compra de armamento a EEUU

 Con estupor, hemos tomado conocimiento del interés del gobierno macrista  de comprar armamento a EEUU en una escala cuantiosa, casi inédita.  Esta maniobra tras bambalinas se ha hecho acreedora de una denuncia ante la Justicia por parte de diputados del FPV-PJ. Efectivamente, el gobierno debe rendir cuentas al Congreso y eventualmente a la Justicia ante un hecho que no debe pasar desapercibido. ¿Cuál es la hipótesis de conflicto que amerita un desembolso de tal magnitud? ¿Por qué comprarle justamente a EEUU? Si el objetivo es la lucha contra el crimen organizado – tal como se sugiere en la nota del Embajador Lousteau – se está violando flagrantemente la Ley de Seguridad Interior, piedra angular de nuestra democracia.

Nuestros países hermanos han tomado nota y no es de extrañar que se multipliquen los reclamos formales. Teniendo presente la orientación de la política exterior del macrismo, estas inquietudes no son gratuitas. El gobierno apuesta fuerte a la desarticulación de la unidad suramericana y se ha mostrado particularmente agresivo con las autoridades de la República Bolivariana de Venezuela. El anverso de esta moneda se explica en la complacencia y el seguidismo a las potencias centrales incluido el Reino Unido, ocupantes ilegales de nuestras Islas Malvinas. Somos muchos los que vemos con preocupación esta inexplicable aunque por el momento eventual escalada armamentística. Somos muchos los que no nos resignamos, los que militamos la integración regional y la defensa de nuestra soberanía en paz pero con firmeza.